Un fantasma se pasea por Nueva York y los caprichitos de Madonna

Un fantasma se pasea por Nueva York y los caprichitos de Madonna

Atónitos se quedaron los transeúntes, de una céntrica calle de Nueva York, cuando se toparon con un “fantasma”, de esos de sabana blanca, tan blanca que parecía lavada con Ariel, que caminaba, entre ellos, como si de lo más normal del mundo, se tratase, aunque yo creo que más que una sabana, este “fantasma”, era más de mantel o cubre cama, porque si lo que le cubría era una sábana, el usuario de la misma, debe de tener un dormir funesto, a la visita de la asperidad del lienzo.

Pero no era un fantasma, de verdad, simplemente era Alec Baldwin, que salía de esa guisa, de su casa, para evitar ser reconocido por los fotógrafos y volver a tener otro altercado, como el que tuvo, con el fotógrafo Marcus Santos, hace unos días, cuando salía del Registro de Licencias matrimoniales, con su prometida y que terminó a puñetazos. Con este atuendo, en vez de pasar desapercibido, llamó mucho más la atención, así que lo que realmente consiguió, además de hacer de fantasma, fue hacer el ganso.

Madonna, ya está en España, y actuará en Barcelona y bla, bla, bla, bla…. porque ya repite, todo lo que se dice de la chica, y sus extravagancias, de conciertos anteriores en otros países, donde enseño una teta y el tanga, por cierto muy mono, pero tangas como ese y más bonitos, los hay hasta en el mercadillo, pero yo no voy a escribir sobre sus tetas y su tanga, si no sobre sus exigencias.

La Reina del Pop, que por la edad ya es más Reina Madre, que Reina a secas, viaja, con su profesor de yoga, s acupunturista y chefs varios, expertos en comida vegana, además viene acompañada de cinco dobles, cuatro para ella y uno para su hija, Lourdes, porque así puede ir a donde le salga de la flor, sin necesidad de que la persigan los fotógrafos y así campar a sus anchas, por donde le apetezca.

La suite, del hotel donde se aloja, tiene que ser redecorada en blanco, y vaciada de muebles, ya que ella se trae los suyos, por aquello de sentirse “como en casa”, a demás tienen que instalarle 20 líneas internacionales, para poder hablar con sus familiares y amigos, repartidos o lo largo y ancho de este mundo, ¿es que va a hablar por las 20 líneas a la vez? Y ¿para qué tantas líneas, piensa pasarse el día y la noche hablando?, lo cual me lleva a plantearme una duda existencial…. Si tiene dobles, para ir a donde quiera sin la presión de los fotógrafos, y 20 líneas para hablar ¿cuándo va a tener tiempo para cantar? ¿Usará a una de sus dobles en el espectáculo, ya que canta en playback y ella solo pondrá el cazo, para recoger los billetes?.

Otra exigencia, es que la habitación tiene que estar llena de rosas y lirios blancos, con un tallo de 15 cm, ni un milímetro, más ni un milímetro menos, porque si no montará en cólera. ¿Habrá encargado también un medidor de tallos con titulación académica en corte tallero?.

Ya sé que es ella la que está sobre el escenario y que se deja la piel en él, la prueba son sus fans, que muchos de ellos, a pesar de pasarse días haciendo cola, para verla y oírla de cerca, en el concierto de ayer, hoy vuelven a repetir, incluso durmiendo en la calle, para poder ser los primeros en entrar, pero ello no es óbice, para decir… ¡Cuanta estupidez junta!.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *